Medicina Alternativa y su diferencia con la convencional

La Medicina alternativa incluye todas aquellas terapéuticas que no forman parte del aprendizaje de la medicina convencional (también denominada medicina “normal” o “estándar”), como la acupuntura, el masaje terapéutico, las plantas medicinales, etc. Las personas suelen considerar este tipo de terapias como ajenas a la medicina establecida, por eso reciben el nombre de “alternativas.”

Los países orientales cuentan con una larga tradición de enseñanza de la medicina alternativa. Pero hasta hace poco, la mayoría de los hospitales de Occidente no proporcionaban ningún tratamiento alternativo y las facultades de medicina occidentales no las enseñaban.

Muchos pacientes y profesionales de la medicina utilizan los tratamientos alternativos junto con las terapias convencionales y así lograr llegar a lo que se conoce como medicina complementaria, la medicina ataque las enfermedades y malestares desde todos los ángulos.

La medicina alternativa muchas veces parte de un saber empírico que abarca una gran variedad de ideas, teorías y prácticas. Algunos tratamientos derivan de antiguos sistemas médicos que fueron ignorados, o descuidados en el curso del avance médico, tales como la homeopatía, la quiropráctica, la medicina tradicional china, y la aryuvédica originaria de la India, basada en herbolaria y otros productos naturales descubiertos por las poblaciones en la flora local desde épocas remotas.

La aceptación de la medicina alternativa en la relación que guarda con la convencional y científica alopática varía entre países; por ejemplo, en China tiene una amplia integración con la acupuntura, la moxibustión, la herbolaria, la manipulación corporal y otros acercamientos; estas terapias frecuentemente se proporcionan en los mismos hospitales. En Japón hay un gran interés y los científicos investigan con gran entusiasmo el potencial curativo de sustancias tales como polisacáridos encontrados en muchos alimentos asiáticos tradicionales. En Estados Unidos la Asociación Americana de Salud Holística describió en 1989, ocho principales enfoques alternativos.

La Medicina convencional, así como la medicina alternativa, buscan sanar malestares, enfermedades y situaciones que aquejen a un paciente, pero sus diferencias con claras, ya que, aunque si, ambas se enfoquen en la anatomía y en la palpación o valoración del paciente, la medicina alternativa basa también su diagnostico en el Desequilibrio del cuerpo, la mente y el espíritu, basado en los síntomas específicos de una persona y en una conformación física, mental y espiritual individual. Así mismo la medicina también llamada alópata utiliza tratamientos que se han demostrado eficaces científicamente. Los médicos adquieren en su formación un conocimiento exhaustivo del organismo, las enfermedades y sus tratamientos.

La medicina alternativa, como ya lo mencionábamos anteriormente, se basa en la idea de que un profesional de la salud debe tratar a la persona completa: cuerpo, mente y espíritu. Las técnicas utilizadas, en muchas ocasiones son menos invasivas que las prácticas médicas convencionales; esto quiere decir que no se basan en la cirugía ni en los fármacos habituales.

Afortunadamente en este siglo muchas de las terapias y la medicina alternativa en general ya tienen un sustento “científico” que da una certeza más tangible tanto a pacientes como personal médico de que no se esta jugando con la salud de nadie.

Contactanos vía Redes o teléfono y

Nature Rehabilita

5576532340

About the Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these